10 Mejores Estrategias Para Una Escritura Efectiva

¿Quieres conectarte con más lectores? Estas estrategias harán que tus escritura efectiva.

Cada día, 2 millones de entradas de blog llegan a la Red. Es una cantidad impresionante de contenido escrito, sin contar los comunicados de prensa, los artículos académicos y otras formas de escritura. Si quiereS que Tus escritos destaquen en este mundo virtual, deben ser contundentes.

Los escritores eficaces saben que su oficio requiere habilidad, práctica y dedicación. También saben cómo utilizar estrategias específicas para que su escritura sea más precisa y más eficaz en general. Aquí tienes un resumen de las aptitudes que puedes adoptar para convertirte en un escritor mejor y más eficaz.

Cuando termines aquí, consulta nuestros ejercicios prácticos de redacción de contenidos y obtén una ventaja sobre la competencia.

Mejores Estrategias Para Una Escritura Efectiva

1. Esquema tu trabajo

Escribir bien es algo más que saber dónde colocar una coma o cómo utilizar los adverbios adecuadamente. Una redacción eficaz también transmite ideas de forma clara, y eso empieza con un esquema. Un buen escritor creará pensamientos que fluyen conjuntamente en un mensaje coherente.

El esquema es la columna vertebral de tu trabajo o artículo. Te da la estructura que debes completar con los detalles. El esquema te mantiene organizado y evita que te desvíes del tema.

Aprende a escribir el esquema de una historia

2. Saber qué quiere el público

Los buenos escritores se identifican con las esperanzas, los miedos, los sueños y las frustraciones de su público. Identifican lo que su público quiere aprender o conseguir. O tratan de entender cómo se entretiene su público.

Si quieres ser un escritor competente, toma notas sobre tu público antes de empezar un artículo o una entrada de blog. Esto  orientará tu estilo de redacción, tus técnicas de comunicación e incluso el tema.

Si escribes no ficción, es una buena idea realizar una encuesta de escritura.

3. Utilizar una introducción contundente

Su primera frase es su oportunidad de conseguir que el lector se interese por la lectura. Debe ser contundente. Hay varias formas de hacerlo:

Compartir una anécdota o historia personal

Dar un dato sorprendente

Establecer una conexión personal

Crear una sensación de necesidad en el lector

Sea creativo, pero sea contundente.

4. Aprender a escribir de forma precisa

Otro signo de escritura eficaz es la precisión. Las frases cortas, claras, contundentes y precisas son efectivas. Las frases incoherentes carecen de eficacia.

Los escritores que se expresan con diez palabras en lugar de extenderse durante varias frases son buenos escritores. Las palabras innecesarias desordenan el significado y aburren al lector.

Cómo escribir de forma precisa

Una forma de  aprender a escribir de forma precisa es conocer la voz pasiva y la voz activa. La voz activa coloca al autor de la acción como sujeto de la frase. La voz pasiva toma el sujeto y lo convierte en objeto de la frase. Por ejemplo:

El profesor habló a los alumnos

Esta es la voz activa. El profesor es quien habla.

A la inversa:

Los alumnos fueron hablados por el profesor

En esta frase, el profesor habla, pero los alumnos ocupan el lugar del sujeto en la frase. Se necesitan más palabras para transmitir el mismo significado. No es preciso.

Dominar la autoedición 

A menudo, la mayor precisión se consigue en la fase de edición. Una vez escritas tus ideas, repásalas para ver qué puedes recortar. Muchos escritores encuentran áreas en las que pueden acortar sus ideas y hacerlas más precisas.

Antes de escribir de forma precisa, tienes que saber lo que quieres decir. Tu esquema te ayudará a conseguirlo.

Nuestra lista de autoedición puede ayudarte.

5. Evitar los errores gramaticales más comunes

Los buenos escritores conocen sus puntos débiles. Aprender a reconocer y corregir los errores gramaticales más comunes te convertirá en un mejor escritor. Estos son algunos de ellos:

Problemas con las oraciones – Las oraciones pueden ser seguidas, es decir, que se unen dos oraciones completas sin puntuación ni conjunciones, o fragmentos, que no completan el pensamiento. Ambos son errores. Una frase debe tener sujeto, predicado y pensamiento completo.

Uso de la coma – Las comas son complicadas. Los buenos escritores saben cuándo usar la coma, por ejemplo al unir dos cláusulas independientes con una conjunción o después de frases introductorias. Lee nuestra guía sobre el uso de comas.

Concordancia sujeto/verbo – Los sujetos y los verbos deben concordar en número. Los sujetos plurales necesitan verbos plurales, al igual que los sujetos y verbos singulares.

Modificadores mal colocados – Los modificadores son palabras o frases que modifican otra parte de la frase. Si se colocan mal, alteran el significado. El modificador debe colocarse cerca de la palabra a la que modifica para que el significado quede claro.

Tiempos verbales – Al escribir, los tiempos verbales deben ser coherentes, a menos que el significado exija un cambio. Por ejemplo, si escribes un ensayo sobre algo que ocurrió en el pasado, mantén el verbo en pasado.

Concordancia entre pronombres – Al igual que los verbos, los pronombres deben concordar con los sustantivos a los que representan. En el caso de los pronombres, esta concordancia es de género y número. Por ejemplo, un hombre sólo puede sustituirse por él, él y su.

Un buen corrector gramatical puede ayudarte

6. Elegir verbos precisos

Para escribir con claridad hay que utilizar verbos precisos. Escribe el verbo más descriptivo para la acción. Por ejemplo, en lugar de decir:

Fue a la tienda

Di:

Condujo hasta la tienda.

El verbo condujo dice más sobre la acción que fue. Con fue, el lector podría imaginarse caminando o en bicicleta en lugar de conduciendo.

Lee nuestra guía sobre la revisión de frases.

7. Utilizar adjetivos y adverbios con moderación

Poner un adjetivo o un adverbio en una frase puede parecer que refuerza el contenido, pero la escritura coherente es concisa. Intentar mejorar palabras simples y aburridas con modificadores resulta insuficiente.

Los adverbios como muy o algo tienen poca fuerza. En su lugar, busca un sustantivo o verbo más preciso o más interesante.

Para ayudarte, hemos reunido una lista de los verbos más comunes.

8. Leer tu trabajo en voz alta

Una vez terminado el primer borrador, empieza la auténtica e interesante fase de edición. Para detectar errores y faltas de ortografía, lee el borrador en voz alta.

Cuando escuchas tu trabajo escrito leído en voz alta, te das cuenta de errores que habías pasado por alto al leerlo en silencio. Descubrirás lugares en los que la redacción no es clara o es demasiado extensa.

Si se trata de una frase más larga, puedes avanzar un paso adelante y grabarte leyéndola. Luego, vuelve a escuchar los pasajes que suenan raros. Pueden ser necesarias varias repeticiones antes de llegar al borrador final.

9. Utilizar herramientas de escritura eficaces

Internet pone a disposición de los escritores varias herramientas que ayudan a mejorar un escrito. La aplicación Hemingway es una de ellas. Si colocas tu escrito en la aplicación Hemingway, te mostrará los errores de voz pasiva, las frases con exceso de palabras y la calidad de lectura en general.

Utiliza la aplicación para dirigirte a un nivel de lectura específico y hacer que tu punto principal quede más claro en el conjunto de la lectura. Para la mayoría de las audiencias, que desea un nivel de lectura de la escuela secundaria o inferior, y la aplicación Hemingway le muestra esto rápidamente.

Grammarly es otra de estas herramientas. Mediante un plug-in en el navegador o directamente en el sitio web, Grammarly ofrece un eficaz software de corrección gramatical que destaca los errores gramaticales y ortográficos. También detecta problemas de elección de palabras. Esta herramienta te protege de cometer errores gramaticales evidentes que restan eficacia a tus escritos.

Lee nuestra reseña de Grammarly.

10. Revisar, editar y corregir

La corrección te da la oportunidad de encontrar errores que no detectaste en la edición.

Revisar, editar y corregir son pasos distintos. Primero, revisa el texto. Asegúrate de que la idea principal está clara y de que el texto es preciso. Se trata de una visión global del texto y de hacer cambios que lo mejoren.

A continuación, edita el texto. La edición consiste en analizar cada frase para comprobar su claridad, eficacia y gramática. Aquí es donde te centras en los errores de puntuación y errores ortográficos.

Por último, la corrección. Se trata de una última revisión del texto antes de publicarlo. Te da la oportunidad de encontrar errores que no detectaste durante la edición. También te permite comprobar si hay errores de estilo si necesitas adecuarlo a una guía de estilo determinado.

Reclama nuestra lista de autoedición.

La última palabra sobre la escritura eficaz

Los escritores eficaces saben que escribir no es un proceso rápido. Se necesita tiempo y trabajo para dominar el oficio. Escribe un poco cada día, trabaja en partes específicas de tu documento y pulsa publicar pronto y a menudo. Si aprendes estos pasos y los aplicas cada vez que escribas, te convertirás en un mejor escritor.

Twittear
Pin
Compartir
Compartir